La mejor hora del día para pasar tiempo con el Señor Jesús

Panorama 1: suena el despertador, se levanta de la cama y comienza a alistarse, ansioso sobre lo que sucederá durante el día. Mientras desayuna apresuradamente, revisa las noticias, textos y correos electrónicos. finalmente, se acerca la hora de partir, pero lo hace preocupado pensando en su lista de cosas por hacer.

Panorama 2: suena el despertador y comienza su día diciendo: “Señor Jesús te amo”. Se levanta y dedica un tiempo para hablarle al Señor en oración y leer Su Palabra. Se siente refrescado por Él y nutrido por Su Palabra, se siente fortalecido y suplido para enfrentar los desafíos del día. Desayuna y se marcha.

Tal vez todos preferiríamos el segundo panorama. Nuestra vida espiritual se beneficiaría grandemente y quizás hasta cambiaría dramáticamente si desarrollásemos el hábito de comenzar nuestro día con el Señor. No obstante, establecer un hábito va más allá que el hecho de tener una inspiración momentánea, y ver las razones por las cuales vale la pena establecer un hábito nos pueden ayudar. Miremos tres de las razones.

1. Nuestra salud espiritual depende de esto

Una salud física sólo se puede llevar a cabo si comemos suficiente comida todos los días. Por supuesto que podemos obtener algunas calorías al comer una dona, pero para nuestra salud es mejor si dedicamos tiempo para comer una comida nutritiva. De igual manera, estar espiritualmente saludables sólo se puede llevar a cabo si dedicamos un tiempo diario a alimentarnos de la Palabra de Dios orando y teniendo comunión con el Señor.

2. Nuestro crecimiento espiritual depende de esto

Primera de Pedro 2:2 dice: “desead, como niños recién nacidos, la leche de la palabra dada sin engaño, para que por ella crezcáis”. De igual manera que los bebés necesitan comer el alimento cada día para poder crecer, es necesario que nosotros comamos el alimento espiritual a diario y así crecer en el Señor. Al pasar tiempo cada mañana con Jesús y alimentarnos en Su Palabra cada día, somos suplidos para vivir nuestra vida cristiana y crecer en Su vida divina.

3. Nuestra relación con Cristo depende de esto

Para tener una relación llena de significado con una persona requiere que pasemos más tiempo con ella. Enviar correos electrónicos y textos es bueno, pero no es lo mismo que si conversamos con alguien en persona. Mientras pasamos tiempo cara a cara con otros, los comenzamos a conocer de una manera más profunda. Algunas veces es necesario cambiar nuestro horario o sacrificar algunas cosas que tenemos que terminar, pero desarrollar relaciones vale el sacrificio, pues nos estamos conociendo y hablamos lo que está en nuestro corazón.

El tiempo que pasamos con el Señor es aún más crucial. Jesucristo es una persona maravillosa que vive en nosotros y que quiere que le conozcamos. Si deseamos que nuestra relación con Él deje de ser objetiva o estar en un nivel superficial, tenemos que “sacrificar” parte de nuestro tiempo que ocupamos en otras cosas a fin de que pasemos tiempo con Él cada mañana. Tenemos que pasar tiempo con Él. A medida que abrimos nuestro corazón a Él, hablando con Él en oración y permitiéndole que nos hable en Su Palabra, comenzamos a conocerle personalmente y con mayor profundidad.

La mejor hora del día para pasar tiempo con Jesús

El Señor Jesús desea tener una relación viviente y personal con nosotros y no una relación formal o mecánica; podemos y debemos contactarle a cualquier hora, en cualquier lugar.¡Él está tan disponible y cercano a nosotros, en nuestro espíritu, y podemos invocarlo durante el día y la noche.

Pero la mejor hora del día para tener un tiempo personal más amplio con el Señor es en la mañana. Esto ha sido corroborado por la experiencia de los creyentes a través de toda la historia y testificado por el pueblo de Dios en la Biblia.

Una figura en el Antiguo Testamento

Éxodo 16 nos dice que Dios alimentó a Su pueblo mientras ellos viajaban por el desierto, enviando el maná fresco cada mañana con el rocío. Si el pueblo de Israel no se levantaba temprano, ya no podía recogerlo, puesto que a medida que el sol calentaba, el maná se derretía.

Este relato nos muestra una buena figura. Hoy, Dios desea nutrirnos con el “maná” espiritual en Su Palabra cada mañana. De este modo, antes de que comiencen el “calor” y las pruebas del día, somos refrescados y equipados con Cristo para enfrentar las situaciones que atravesamos.

Cuando no tenemos un tiempo con el Señor en la mañana, es muy fácil ser arrastrados por todo tipo de cosas una vez que el día comienza; sencillamente no tenemos el tiempo para pasar con Él y antes de que nos demos cuenta, el día ya se terminó y estamos muy cansados. Oramos un poco mientras estamos a punto de dormir, sin embargo, perdemos el suministro que Cristo nos da durante el día, el cual está disponible en la frescura de la mañana.

Es mejor comenzar nuestro día con el Señor, antes de que cosas tales como planes, preocupaciones y situaciones nos invadan y roben nuestro tiempo. Consagrar un tiempo por la mañana para estar con el Señor Jesús nos asegura tener una interacción esencial con Él cada día.

Esos primeros minutos del día a solas con nuestro querido Señor son particularmente dulces. Mientras todo está en silencio, fácilmente podemos abrir nuestro corazón y nuestro espíritu al Señor y ser llenos con Él por medio de la oración y avivados por medio de la lectura de Su Palabra. Su Palabra será en nosotros la alegría y gozo de nuestro corazón mientras pasamos tiempo en Su presencia.

Le recomendamos leer nuestras entradas sobre como establecer el hábito de pasar tiempo con el Señor Jesús en la mañana y como pasar tiempo con Él.

ACERCA DE BIBLES FOR AMERICA

BfA logo

Bibles for America es una organización sin fines de lucro cuya misión es regalar copias gratuitas del Nuevo Testamento Versión Recobro y libros cristianos a través de los Estados Unidos. Usted puede pedir una Biblia de estudio gratuita aquí y descargar libros cristianos gratuitos aquí.



¿Quiere crecer en su fe?

Lea nuestros libros electrónicos gratuitos que le ayudarán a crecer en su vida cristiana.

DESCÁRGUELOS AHORA